El Hundimiento

          Miles de personas se precipitaban hacia el abismo gélido de la muerte golpeando sus cuerpos contra toda suerte  de obstáculos. El Titánic iba tomando un ángulo ya vertical y si no fuera por los gritos de horror y por los intentos desesperados de aferrarse a cualquier cosa nadie hubiera dudado de que se trataba de muñecos de trapos cayendo desordenadamente.

         Y en medio de ese caos, de ese magnicidio, la pequeña banda musical: solemne, sublime y protocolaria como en cualquier velada habitual; haciéndose reverencias acordando las piezas. Y en medio de bellos compases los gritos de horror, los chirridos de hierros torciéndose, de suelos y plantas partiéndose, el agua glacial tragándoselo todo con la mayor violencia, sin piedad. Y esa escena hacía que todo tomara una dimensión aún más trágica, insoportable.

         Pero a mí, lo que me hizo mella no fue la tragedia de la pareja apasionada y su amor no consumado…fue el conjunto de hechos tales como la madre de tercera clase ahogada y congelada con su hijito en brazos; fueron los millares de personas que quedaron atrás por la insuficiencia de botes para tener terrazas más diáfanas; fue que “primero las mujeres y los niños”; “primero, los de primera clase” Hubo tantos que pudieron salvarse de la catástrofe. Eso sin mencionar cuando quisieron dejar encerrados a los tercera clase cerrando las rejas…Lloré horas. Por pena, y  por rabia: De cuánta injusticia humana somos capaces, de cuánta cobardía, de cuánto miedo.

Miedo, cobardía e injusticia.

Un hombre sin miedo, es un hombre libre. Un hombre sin cobardía es alguien. Y un hombre justo es además un hombre capaz de saber gobernar, porque sin miedo y sin cobardía es dueño de sí mismo y por tanto, auténtico siervo leal de de su pueblo.

Publicado en Opinión. 1 Comment »

Una respuesta to “El Hundimiento”

  1. Mar Pons Says:

    El valor de una persona no se mide por las veces en que lo derriban, sino por las veces en que se levanta y sigue hacia adelante. Esa frase os representa tal y como sois, nunca cambiéis!
    Una Amiga NUNCA te dice lo que Tú quieres escuchar, te dice la verdad y eso es mejor para ti. Los mejores amigos son como las estrellas, aunque no siempre se ven, sabes que están ahí.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: