Mienten

Primero fue el terrorismo de la ETA, luego el terrorismo internacional, las torres gemelas, luego las pandemias, sida, évola, cáncer, luego de carácter alimenticio como las epidemias porcinas y aviar, mas sunamis, terremotos, volcanes y guerras civiles. Y de ahí las grandes justificaciones para financiar las grandes guerras, enriquecer las industria farmacéutica mundial y boicotear por motivos económicos determinados países exportadores.

La paz armada, los efectos colaterales, la crisis, el crack de la bolsa, la moneda…Pero mientras, los gobiernos justifican todas estos escenarios para crear sistemas de control basado en el miedo. Totalmente apoyado por una población asustada que a cambio de seguridad paga con su libertad y su dinero y no le importa volver a la Edad Media.

Tenemos más impuestos que en el Antiguo Régimen, o lo que vulgarmente es conocido como la Edad Media. Pagamos por todo. Por todo. Están buscando la manera de hacer todo lo público algo obsoleto o inútil para que el ciudadano se vuelque a lo privado. ENGAÑO. Usan nuestros impuestos para garantizar sus pensiones, sus sueldos y sus dietas, tantos los tecnócratas, burócratas y sobre todo políticos.

La corrupción se ha institucionalizado ante nuestras narices y lo comentamos entre risas en el bar. Pues no hace ni puñetera gracia que la gente, dependiendo de si tiene dinero o no se pueda sobrevivir a un cáncer o no. O que un autónomo no pueda coger una baja a pesar de tener una gripe aunque le duelan hasta las pestañas.

Está claro que algo no funciona.

El franquismo pasó, pero tras él no entramos en una etapa de democracia. Entramos en una etapa de pillaje y silencio. Ni un solo juicio, en vez de eso, pensiones vitalicias para todos o pasados a funcionarios. Bipartidismo. Sindicalismo vendido y comprado, proselitista a cuatro duros. Movimientos sociales acallados por un sistema burocrático como tapón, y si no funciona, el legislativo se encarga de tapar la boca de un bofetón. ¿Democracia? ¿Dónde?

La pantomima de las elecciones, con una Ley electoral que es una burla a la Democracia y a la libertad de elección.

Y todo empieza en los Ayuntamientos. Con cada normativa, con cada capricho, con cada dieta injustificada con cada negligencia, y lamentablemente, con cada robo, sólo se manifiestan las decenas y decenas de personas que nunca serán imputadas y que callan mientras que otras tan culpables como ellas están en los juzgados durante estos días.

Que a la gente no le importa la política. Vale. Eso, significa que no le importa ni su trabajo, ni sus familias, ni lo que comen ni beben, ni sus impuestos, ni  su futuro…A quien no le importa la política simplemente manifiesta su irresponsabilidad, porque es ella la que rige sus miserables existencias. Porque la política sí se sustenta sobre sus espaldas.

Si queremos un mañana, debemos escoger muy bien qué queremos hoy.

NO quieres votar, no lo hagas, pero no votes en blanco, porque eso beneficia al presente gobierno. Vota nulo, eso demuestra que no entras en el juego y demuestras tu descontento: pinta un inmenso corazón y demuestra al sistema que tú eres alguien. “Amor con amor se paga”, me dijo un amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: