Anticlericalismo en España

http://www.menorca.info/opinion/443465/cartas/lectores

                Recientemente leí una carta de la señora Mercè Francesca Bresco. Me sorprendió la claridad de su exposición, la elocuencia de de sus argumentos, la sobriedad de su discurso. Y lo siniestro subrepticio de su mensaje. Todo empieza con un movimiento radical aislado, la injuria, el insulto, “los anticapilla”, el cierre de las capillas en las Universidades. Y luego, sinuosamente, como una serpiente bajo la fresca hierba, va apuntando hacia los intelectuales, educadores los pensadores libres, las asociaciones cívicas y sobre todo  los gays, lesbianas y transexuales…,para acabar cayendo sobre los republicanos y musulmanes.

               Acto seguido, dice con toda inocencia que todos los españoles desean olvidar los acontecimientos del 36. ¿Y qué me dice del resto de acontecimientos? Porque todo el siglo XX, ha sido una vergüenza para este país sin nombre que levanta la cabeza con orgullo a pesar de haber practicado el fratricidio, la tierra de Abel y Caín.

               Está claro que no se puede atentar con la propiedad privada, ni tampoco contra la libertad de expresión, en este caso religiosa. Pero no lo haga otra vez, como tantas veces lo ha hecho la Iglesia, y por lo que se ha ganado tanta antipatía: No imponga la inquisición a los que no son de su condición, deje en paz a las lesbianas, a los gays, a los intelectuales, a las asociaciones cívicas…No lo haga señora, pues es así como da usted toda la razón a estos movimientos anticlericales a comportarse de forma violenta, pues es en la intolerancia de sus propias palabras donde enciende fuegos de injusticia social.

               Y por último, no deja nada al azar, Mercè, habla de los musulmanes y su crecimiento espectacular, el reparto subvenciones, espacios religiosos, desde mezquitas y cementerios. Y como quien no quiere la cosa, nos habla del asalto religioso, con la excusa de que ellos no son atacados. ¡Bravo! De veras, es usted brillante, su sutilidad es digna de admiración.

               Sin embargo, es una pena que una persona de su talento desprenda tanta hiel, tanta intolerancia. Su pericia sólo es igualada por su mezquindad. Aunque su denuncia es lícita, y muy respetable, es tan sólo un pretexto para apuntar, a donde siempre apunta la Iglesia más conservadora, la de las cruces negras, la de las hogueras altas… 

               Dios es amor, y se encuentra en todas partes, no hace distinciones, no hay más cruzada que la de vencer el mal infinito que se aposenta en nuestra soberbia y en nuestro deseo visceral de imponer nuestro deseo. Las Iglesias deben ser respetadas, las personas, también.

               Soy cristiana, soy católica pero jamás seré cegada por ninguna interpretación partidista de algún loco con sotana. Porque bajo ellas también hay buenas; pero malas personas, también. Y ellas son las responsables, junto a sus acólitos, y usted me recuerda desagradablemente a uno de ellos de haber cometido las mayores atrocidades y no hablo sólo de la Inquisición.

               Utilice su fe y su inteligencia y despréndase de la malicia que nos es más que una forma de miedo. Y sea una buena cristiana, que en tiempos como éste es cuando más se necesitan: reparta pan y no cuchillos.

Sole Sánchez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: