Manifiesto democrático

Ningún político cobrará más del salario medio. Sea cual sea su rango, posición, designación o cargo. Porque el ejercicio de la política es voluntario y tiene como único privilegio el honor de ostentar la confianza del pueblo que ha depositado en su persona regir los asuntos de la comunidad. Y si un político quiere cobrar más tendrá que hacer que  el salario medio sea más alto y que por tanto todos cobremos más.

Todo político rendirá cuentas de su patrimonio al entrar y al salir de su legislatura y deberá justificar rigurosamente todos los gastos que lleve a cabo como pertinentes, siendo un medio cuyo fin sea el bienestar de la comunidad a la que representa y da cuidado.

Los gastos protocolarios serán siempre austeros y nunca se hará gala de ostentación. No con el dinero público. Mientras haya parados y familias que no llegan a final de mes, mientras no haya abundancia en los hogares de Ciutadella, el Ayuntamiento se comportará con decoro y sencillez por respeto, por solidaridad, y sobre todo, por coherencia.

Las cuentas del Ayuntamiento se harán públicas. Desde el primer euro que entra, hasta el último euro que sale. Y que se sepa dónde se invierte. Cuánto se debe y a quién porque es dinero público. El pueblo tiene derecho a saber qué se hace con su dinero. Así mismo, se hará un recuento del patrimonio y se configurará un plan para sanear las cuentas, no subiendo los impuestos; todo lo contrario. Estamos en crisis, hay que buscar la manera de descongestionar y ayudar a todos los ciudadanos. Con la colaboración de todos saldremos de este agujero, levantaremos la economía y conseguiremos bienestar. Hay soluciones. Lo único que falta es voluntad.

En cuanto a los grandes proyectos o decisiones de gran relieve, el Ayuntamiento contará con la opinión del pueblo mediante referéndum. En las actuaciones localizadas, se hará del mismo modo, porque el pueblo tiene derecho a participar no cada  cuatro años, sino cada día del año.

He ahí el principio de la auténtica soberanía nacional. Ningún político deberá sentarse nunca más en las espaldas del ciudadano, nunca más robarle, humillarle, ni engañarle. Llegan nuevos tiempos en los que el pueblo reclama el fin de una clase autoproclamada como privilegiada: la clase política.  

Manifiesto Democratico.pdf

Manifiesto Democratico CAT.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: