Represión y libertad

Aunque las palabras tienen el poder de llegar a nuestros corazones muchas veces son las imágenes las que tocan nuestra moral, las que nos causan repugnancia por nuestro potencial como seres despreciables y las que nos posibilitan distinguirnos de lo repugnante y aprensivo. A continuación nuestro cuadro sinóptico: puede herir la sensibilidad, pero si es así es porque es la simple y llana verdad de lo que estamos padeciendo. Lo importante es entender que si alguien quiere ser político en el fondo de su alma a de haber una plaza pública y no un patio particular. Desgraciadamente nuestros políticos solo poseen patios particulares; que además engrandecen como plazas públicas, apropiándose de los derechos de todos los ciudadanos para su disfrute y goce personal.

Partit Democràtic Ciutadella lo tiene claro, si algún espacio hay que haber para estos individuos, es el de las cárceles, pues ese es el único patio que se merece un criminal.

Entérate.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: