El circo ha llegado a Ciutadella; el de siempre

Perfectamente parapetado por las principales potencias políticas: PP, PSOE y PSM se ha montado el circo. El sábado en  el centro bullicioso de Ses Voltes, una mujer de mirada dura y azul repartía vales de descuento para ir al circo. Me acerqué a ella, muy cerca de su cara, para verla mejor y le pregunté silabando las palabras “¿Qué animales salen en su circo?” Esbozando una sonrisa con la falta de algunos dientes y otros muy dañados por el escorbuto me dijo con grandilocuencia “Elefantes, osos, leones, pumas, monos, hipopótamos… ” ¿Comen?” Le interrumpí con sequedad y proseguí “¿Les dais comida? ¿Viven enjaulados? ¿Los cuidáis? ¿Les hacéis daño para adiestrarles? ¿Quiénes sois vosotros para sacar un animal de su hábitat natural y hacerlo pasar por un anillo de fuego o mantenerse sobre una pelota? ¿Cuántas descargas eléctricas les habéis dado?” Su mirada se hizo gélida, se clavo en la mía y desafiante me dijo “Yo no entender soy extranjera”. Me acerqué más a su cara, a unos centímetros “Me entiendes perfectamente” Y entonces me miró y tras suspiro profundo y con voz rota, cerrando los ojos lentamente dijo “Esos animales comen mejor que yo” Tras unos segundos de examinar su rostro y la veracidad de sus palabras le repliqué sin piedad “Ellos no han escogido este destino; tú, sí”

Detesto los circos, el maltrato animal, en manos de domadores y “cuidadores”. ¿Qué derechos de una vida digna tienen esos animales? A todos nos gustan los animales, pero los propios, no los de los demás y menos los de calle. Durante un año y medio estuve elaborando una normativa de tenencia de animales. Pero superaba con creces la civilidad de este pueblo, o cualquier otro, pese estar dentro del marco legal autonómico y nacional. Fue esquivada por todos los gobiernos.

Así es la política, en medio de una pista aparecen animales esclavizados, nosotros, haciendo malabares, por miedo a las represalias de los “domadores y cuidadores de despacho”. Cualquier cosa, por no recibir golpes y tener algo de paz en una jaula, con algo de comida. Útiles hasta ser viejos, y abandonados o muertos por ser inservibles, demasiados caros para ser conservados. Y entre número y número payasos irreverentes parodiando la estupidez de nuestras vidas, o simulando discusiones, peleándose de forma grotesca. Risas de fondo en la oscuridad. Tras la función los payasos se quitan sus pelucas y maquillajes y comen juntos hablando animadamente sobre cualquier tema. Mientras, los pobres esclavos, esos magníficos animales, reyes de sus tierras, yacen sobre un pequeño montón de paja, muchas veces sobre sus propias heces por falta de espacio. Resignados, tristes, rendidos a su fatal destino. Ellos, no pueden cambiar nada, carecen de derechos y nadie, excepto algunos casos hay una preocupación real por ellos.

En cambio nosotros, aunque vivamos en las mismas condiciones PODEMOS alzarnos y destrozarlo todo, hacer trizas el circo entero que es la política, y reclamar nuestro destino, nuestra libertad para que nadie vuelva a ponernos la mano encima, para que nadie nos imponga cómo vivir.

Maite, a nosotros no nos gusta esto; Tadeo, esta no es la Menorca que queremos, y que quede claro Marc Pons, no salimos ganando nada. ¿ Cómo podéis tener la crueldad de salir sonriendo tras la calamidad que nos habéis dado y pretender que claudiquemos una vez más? Sin duda, somos los animales más estúpidos de la naturaleza, pues teniendo el cerebro más avanzado, nos dejamos engañar de esta manera, asistiendo al mórbido circo de nuestras vidas, mientras todos los políticos ganan a costa de nuestro sufrimiento y castigo, vendiéndonos siempre que hemos de ser mejores si queremos existir, siempre con el temor de su vara, siempre con la falsa esperanza de que quizás sean mejores…pero son los mismos de siempre.

Los mismos.

Yo soy un animal más, igual de atrapado, igual de maltratado, lo único que me diferencia de muchos es que me he rebelado y con mis zarpas y fauces no permitiré que nadie más haga uso de mí, liberaré a mis hermanos y se alzarán también, sin miedo. Y juntos pondremos  fin a este maldito circo. Que revienten las urnas con nuestra rabia y nuestro reclamo de justicia. Justicia y Dignidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: