Hechos, Sr. Joan Triay

                Le comunico que nuestras epístolas empiezan a ser ya muy aburridas, siempre consiste en que yo le acuso y usted para defenderse me deja como un trapo sucio tras verificar los datos expuestos en cuanto a su persona. Resulta hilarante. Pero intentemos ser breves y concisos. Empieza usted montando una asociación contra la UTE de Ciutadella con respecto a un asunto de apropiación de nichos. Por el camino queda prendado de la señora Toñi Gener que resultaba ser la llave para acabar con el supuesto problema. Problema que no hubo nunca tal como se constató en el último juicio, pues a ver si se entera ya de que los nichos no se venden ni se compran, son concesiones y jugar con los sentimientos de los cientos de ancianos cristianos es muy rastrero. A esto se suma que sumido en su soberbia, antes de que se emita juicio, usted reparte mil y pico euros de su bolsillo entre estos ancianos, presuponiendo que ganaría el juicio y recuperaría ese dinero, en concepto de indemnización, “el salvador” le llamaron. Y como no ganó el juicio tiene la desfachatez de pedir al Ayuntamiento que le abone la cantidad de su inversión en el voto “seguro y comprado”, es decir gastar nuestros dineros en beneficio propio. Cuente los hechos y no se esconda como una verdulera tras gritos y vituperios.

                Seguimos. Mientras utiliza de cobertura  de este conjunto de sucesos, por llamarlos de alguna manera, y se lanza a la política para acabar con la corrupción, eso sí, sin tocar a su musa (Toñi Gener), y omitiendo las infracciones propias y las de sus allegados al partido.  Y no es que no haya corrupción en Ciutadella, pero tal es su empeño que consigue echar a todo un consistorio, el del PP, en este caso, cuando  pactó con él a posteriori, precisamente cuando toda su campaña se basó en acabar con ese equipo corrupto del PP, dicho sea de paso.  Con esta acción todos los militantes del PP, todos sus votantes y todos los que sí creemos en la democracia nos quedamos atónitos. Y encima lo celebra con un banquete para ochenta personas con un menú barato que hizo que se pagara cada comensal. Así, el vacío de poder pasa a la oposición que justificándose en el escaso tiempo que le queda de legislatura no piensa hacer nada. Nuevamente, se contradice permitiendo que ni la mayoría democrática gobierne y ni que la justicia triunfe;  fomenta el transfuguismo, dé un vistazo a sus listas.

                Y tras el telón de una política estable, con pie y mano alzada empieza su cruzada que tiene como consigna “conmigo o contra mí”· El nuevo gobierno con su mutismo le consiente cuanto quiere, pues de lo contrario ellos también hubieran “recibido”. Con unas cuantas cenas, de vino, copa y puro embauca a sus peones caracterizados por estar tan sucios como usted y ser piezas clave del sistema administrativo del Ayuntamiento, así monta su falange indestructible, no basada en la fidelidad, sino en la confidencialidad. Con el notificador (que no quiere bajarse del burro), un inspector de obras con dos inmuebles en rústico, un subinspector a quien embauca con promesas de tener despacho propio y colgar el uniforme;  la jugada de los taxistas y la supresión de su derecho al trabajo en beneficio de su adjunto taxista;  la imposición de normativas que se aplican a capricho; persecución sistemática de bares, imponiéndoles, tasas y más tasas,  sombrillas (que a saber a qué empresa estaba beneficiando), y la barra, y el delantal del cocinero, llega usted a acosar en el sentido estricto de la palabra. Demostrado: hasta 25 veces fue a Plaza Domingo la policía a pedir la licencia de apertura. Y ¿por qué? Porque estorba el negocio, un Pub, que hay delante y que resulta ser del hermano y militante de la número tres de su lista, su primera lista, la del 2007.  Contencioso aquí, contencioso allá, se hinchó de salir en los periódicos haciendo jactancia del gasto que estaba produciendo al Ayuntamiento, y que usted llama justicia.

                Seguimos tras el telón, a simple vista, se le tacha de falangista renegado, nada más lejos. Capitalista agresivo. Toda acción  que ha llevado a cabo ha tenido como propósito beneficiar su bolsillo y el de sus compinches y no ha dudado en llevar a cabo cualquier acción. ¿Qué hace un político a las tantas de la noche metido con un empresario en un coche lleno de vaho? No, no es la clásica pareja que expulsa sudores de pasión, pero sí la clásica pareja de empresario-político que cierra un acuerdo. Vendió sus tiendas de electrodomésticos que jamás tuvieron una licencia de apertura y que fue expeditada por su temporal amiga Tonia Salord y luego alquiló unas explotaciones de extracción y/o procesamiento de áridos denominados “Ets Arjups”. Se desentendió de las tiendas, pero de lo segundo percibe usted un alquiler y un porcentaje sobre cada metro cúbico extraído, a sabiendas que funciona de forma ilegal pues no cumple la normativa. Y va y lo dice en prensa tan pancho, que la cosa no va con usted, cuando es beneficiario directo. Mientras asfixia cuanto puede a Valeriano S.L. Porque todas sus acciones para ser factibles pasan por perjudicar y destrozar a otros empresarios o colectivos que puedan hacerle la competencia a usted o a sus amigos. Y luego viene lo de la piscina que está en rústico, es ilegal y por la que debería pagar el importe total del coste de la misma como sanción. Y lo dice y se queda tan ancho, nuevamente se jacta de sus acciones mientras usa toda la fuerza legal para machacar a los demás.

               La campaña electoral, toca fondo cuando “se agermana” con la comunidad de peruanos, nuestros paisanos hispanoamericanos, ¿prometiéndoles qué?¿los papeles?¿qué ha hecho por ellos?¿qué ha hecho por todos quienes le votaron?

               En definitiva, el embuste y el descaro son sus insignias y tiene la poca vergüenza de esconderse detrás de su verborrea ilegible para ratificar de lo que se le acusa.

               Mire usted, Sr. Triay, yo saqué 80 votos por la sencilla razón de no prometer, es decir, por no mentir, como han hecho el resto. Mi argumento fue simple y sincero  transparencia y equidad al conjunto social, no inventé enemigos ni quimeras. Mis propuestas son tan sólidas que asustan a cualquiera que esté tan enquistado en una Ciutadella tan corrupta donde todo el mundo tiene algo que callar. El miedo y no el carisma y la mentira lo han colocado donde está. Mi honradez resultó menos atractiva, pues el sistema está demasiado podrido. Pero no importa, pienso sacar toda la basura no como usted, a patadas, sino con un proceso de racionalización donde todo el mundo salga beneficiado, es posible, no es complicado, pero sí laborioso. Mis ochenta votos son votos de verdad, los suyos son tan volátiles como los eructos del sapo de la Budweiser.

               Tiene tiempo aún para manejar su inteligencia sobre su codicia y practicar esa política social de la cual solía hablarme, desgraciadamente cuando los quintos sumaban ya litros.

               Por último le diré, nuevamente, que no me afecta en absoluto la hiel que destila sobre mí, el único que se irrita es usted. Dimita, que será lo único honrado que habrá hecho en mucho tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: