Presentación

La decadencia de los principios, es el principio de los cambios

Inicialmente podría haber sido una iniciativa estrictamente social. Decenas de asociaciones y particulares reclaman sus derechos, ayuda, incentivos o que el Ayuntamiento les posibilite llevar a cabo sus iniciativas. Independientemente del gobierno la respuestas siempre han sido “no”, “quizás”, “es que la normativa…”, ”Vuelva usted mañana…” Y así se pasan los cuatro años: cuando no es un estacazo, es pura indiferencia. Las asociaciones se ven frustradas porque a pesar de su organización y dedicación no ven un avance real en sus propósitos. En definitiva, el ciudadano aunque  esté organizado  no tiene nada que hacer ante un Ayuntamiento que parece trabajar sólo para sí mismo.

Por ese motivo ha nacido el PARTIT DEMOCRÀTIC CIUTADELLA, porque no vemos otro modo de defender los intereses del ciudadano que entrando en el circuito de la política. Actualmente, los políticos, en general, ni son representantes ni son representativos del interés general. Todo funciona según las preferencias y manías de los electos que olvidan sin muchos remordimientos que su labor no es gobernar en el sentido estricto de la palabra, sino, simplemente gestionar unos recursos para que el ciudadano se encuentre bien atendido. Sin embargo, la soberbia, el desquite de los últimos años no ha podido ser más evidente hasta el punto de oír comentarios tan fuertes como “Ahora, vivimos bajo una dictadura más dura que la de antes, la dictadura del amiguismo y el capricho”.

Llevamos años viendo como los partidos políticos tiene como objeto de su existencia fastidiar los proyectos de sus contrincantes, pensando que así hacen su labor. Y sólo son capaces de ponerse de acuerdo cuando de lo que se trata es de machacar al ciudadano, como el caso del PP y el PSOE con la Ley SINDE, el mantenimiento de los sueldos de los antiguos políticos y cosas por el estilo. En este sentido, se habla de Felipe González, pero desde la transición a la democracia ¿cuántas personas se están beneficiando de pagas vitalicias? A un obrero lo echan de una empresa y con suerte cobra el paro, que al fin y al cabo ha cotizado, en cambio un político en las mismas condiciones de “despido” se le otorga una paga vitalicia. ¿Pero en qué país vivimos? Esto un país de zánganos con reina incluida, mientras que el resto sólo tenemos derecho  a existir para mantener esta oligarquía.

Una oligarquía inteligente que fomenta el separatismo y la polaridad para que el ciudadano en su confusión apasionada por los partidismos no se da cuenta de una realidad muy simple: nos están tomando el pelo y nos están explotando.

Ciutadella no es una excepción. Polarizada totalmente, un fomento atroz del individualismo y el “sálvese quien pueda”, “como no va conmigo, me da igual”…Todas estas perspectivas tan obtusas tienen que caer, están cayendo por su propio peso, porque la única verdad es que nuestro pueblo se está muriendo. El centro es un desierto, cuando debería ser una zona bulliciosa. Cada vez que un particular, un pequeño hostelero o comerciante tiene una iniciativa es cortada de cuajo. ¿Qué clase de normativas tenemos para que no pueda haber un fomento de las actividades comerciales? ¿En qué están pensando los que se encuentran en el consistorio? ¿Cuál es la verdadera política del Ayuntamiento de Ciutadella en los últimos veinte años? INMOVILISMO. Mientras las mieles de la abundancia se dejaban caer por todas partes, nadie decía nada pero ahora; ahora es diferente; ahora se pone de manifiesto la auténtica “dinámica estática” de un gobierno sin ideas, sin fervor, ni pasión por desvivirse por el ciudadano. Por sentir, el clamor de un pueblo contento, sano y feliz de ser quien es, vivir donde vive y de sentir orgullo y no recelo o incluso rabia por los dirigentes que ellos mismos escogen para sólo sentirse engañados.

La política no es una profesión, es un servicio voluntario que tiene como único fin realizar una gestión óptima de los recursos y llegar a todos los ciudadanos, escuchar y atender sus demandas, atender a sus ideas y preocupaciones y actuar al respecto. Actualmente, la indignación por parte del pueblo de Ciutadella no puede ser mayor y se percibe por todas partes. Vayas donde vayas, el recibimiento es el mismo: escepticismo, incredulidad y el tedio de tener que aguantar la misma verborrea a puertas de las elecciones.

Mientras se asfixia al autónomo, al pequeño y mediano empresario se emplea el dinero público para montar tinglados para grandes empresas. Por ejemplo, lo que tenía que ser un observatorio, ha pasado a ser una sala polivalente, después a un auditorio y al final será un concesión para una empresa privada que tiene el monopolio de los cines en Baleares…Pues que quiere que le diga…si vamos a esas que nos monten a los demás negocios nos den una concesión de treinta años y hacernos ricos todos…Pero eso no  puede ser, la privatización, las concesiones, no siempre son las mejores opciones. Al menos en este caso, no.

La archifamosa sala, sea lo que sea, ha ser municipal. Si ha de haber cines, que sean municipales, con precios asequibles para que la gente pueda disfrutar de un servicio que hace años que está reclamando. No importa lo que hayan tratado los antiguos gobiernos, la sala polivalente va a ser municipal, gestionada municipalmente. Lo mismo que el resto de dependencias como la piscina municipal o el polideportivo. En Ciutadella hay gente sobradamente capacitada para realizar las labores requeridas al respecto y no es necesaria una concesión que injustificadamente cobra cientos de miles de euros para lucrarse dando los mínimos al usuario.

La zona azul no ha hecho más que debilitar el aforo al centro, como centro comercial abierto, si eso añadimos, los horarios insuficientes de apertura, la falta de consenso entre los mismos comerciantes…estamos yendo directos a la ruina. Y al menor intento de reclamo como poner una simple planta decorativa o una banderola indicativa ya es motivo de amonestación. Soluciones para el fomento económico comercial es lo que necesita el pueblo y que las cosas se hagan con coherencia. Todo el núcleo urbano es susceptible de ser un comercio abierto pero la falta de acceso, la intransitabilidad, la falta de fuentes información hacen que sea una tarea imposible. Tarea del propio ayuntamiento es establecer un censo de establecimientos comerciales que agrupen los productos de interés y sus ubicaciones. Para quien venga sepa que puede comprarse una lavadora en media docena de lugares y saber donde están ubicados; lo mismo con otros productos, otros servicios.  Eso es una forma de fomento y no hacer de determinadas zonas, zonas privilegiadas.

Establecer buenas vías de comunicación es imprescindible, ubicar una estación de autobuses es esencial para tener el aforo de toda la isla, pero para ello, debe hacerse bien, debe ser muy meditado, y por supuesto no se trata de una obra estrictamente pública, porque el servicio lo propicia el Ayuntamiento, pero el beneficiado económicamente será el empresario que obtenga la concesión, así que cada una pague su parte. El usuario lo único que tiene que pagar es un precio razonable que tenga que ver con el concepto público=barato.

Y por supuesto, adecentar las calles, la iluminación, las aceras es esencial en el mantenimiento y buen curso de una ciudad viva y radiante.

Por último, realizar una buena campaña a nivel isleño es esencial para que este proyecto surja efecto y se lleve a cabo de forma efectiva una microeconomía, donde el euro no salga del circuito de Menorca.

Todo ello es posible si tenemos claro el modelo de plan general que queremos tener, que sea coherente. Ahora, el polígono es cada vez más una zona menos industrial y más comercial. Se entiende que determinados productos como embarcaciones o coches tengan que disponer de espacios notables, pero lo que no tiene sentido es que debido al encarecimiento paulatino del suelo del polígono propicie que las grandes empresas, propiamente industriales no se quieran asentar y todo ello produce pobreza. Sin industria, somos una localidad demarcada en el sector terciario que es el propio de los países tercermundistas.

En definitiva, cada cosa en su sitio y cada sitio con su cosa, así es como podemos vencer la tan precaria situación actual.

Partit Democràtic Ciutadella no trabaja en obtener el voto, sino en llevar a cabo un modelo de estructuración urbanística que propicie el fomento económico y la cohesión social. Porque para eso ha sido creado: para crear la Ciutadella que todos queremos. Y para ello contamos con todos los ciudadanos que se nos han acercado o que hemos visitado, para crear la ciudad que la gente quiere, sin más. Es una labor sencilla pero muy laboriosa, pero para eso nos presentamos para elaborar lo que en otro tiempo fue un sueño y ahora parece ser una utopía.

Rompamos la utopía y cumplamos nuestros sueños. Si la gente quiere, nosotros podemos, ya es hora de cambiar de miras.

Título y disposiciones generales.

 

a)    Reivindicar la máxima capacidad de autogobierno por las instituciones autonómicas y locales, dentro del marco del Estatuto de Autonomía de Las islas Baleares y de la Constitución del Estado Español y los derechos humanos universales. Siempre y cuando promueva y optimice los servicios pilares tal como Sanidad, Educación y obras y servicios  públicos.

Favorecer el proceso de cambio de una democracia Artículo 1: DEFINICIÓN POLÍTICA Y JURÍDICA.

Partido Democrático Ciutadella es un movimiento político y social que se conforma  en una organización, políticamente y jurídicamente soberana, el objetivo es transformar gradualmente el sistema capitalista globalista económico en un sistema económico sostenible, socialmente cohesionado, pluralmente político, de libre pensamiento, en un sistema auténticamente democrático, fomentando los principios de justicia, igualdad, solidaridad, respecto a la naturaleza y organización de acuerdo con un Estado de Derecho Federal. Es unitario en la línea política general y en el programa, organizativamente federal e ideológicamente plural, y de sus pueblos, donde participan los partidos y organizaciones federales, colectivos y todas aquellas personas que voluntariamente se inscriban, acepten y practiquen la política el Partido Democrático Ciutadella, aprobada en las Asambleas Federales, en su programa, su política internacional, su funcionamiento administrativo y financiero, y los presentes estatutos. Liberal y progresista, el Partido Democrático Ciutadella actuará siempre desde la óptica de la sostenibilidad económica, ecológica y social con la finalidad de optimizar los recursos para cubrir el bienestar social y así llegar a la configuración de una sociedad donde el acceso a los recursos no sea una utopía, sino un legítimo derecho, tal como se manifiesta en los diferentes artículos de la presente Constitución española y los derechos humanos. El ámbito de actuación es la isla de Menorca, concretamente, Ciutadella, pero en aras de ser extensible a las Islas Baleares y España con las finalidades siguientes:

a)    Favorecer en todo momento la ética necesaria para fomentar una vida política plenamente responsable y salvaguardar el prestigio de sus instituciones e instrumentos de participación, teniendo en cuenta como única vía una actuación transparente, imparcial, y de ningún modo partidista. Elementos imprescindibles para llegar a la igualdad social real.

b)    por representación a una directa, gracias a la creación de nuevos organismos que lo posibiliten y den garantía de tal participación.

c)     Inspirar su actuación con respecto a la persona, en la defensa de las libertades individuales y colectivas, en la igualdad de oportunidades entre las personas libres y solidarias, y en el fomento de las iniciativas de las personas y de las agrupaciones que libremente se agrupen, para poder consolidar un desarrollo de la sociedad menorquina, en este caso, por el camino de la libertad, la justicia y el progreso.

d)    Consolidar la colaboración política, cultural y económica entre las Islas Baleares y tener una mayor implicación en la política nacional con la finalidad de disfrutar de los recursos que suponen los presupuestos nacionales en nuestra región. Por tanto, se ha de conseguir una mayor conexión con el Gobierno Central.

e)    Su actuación interna se ha de someter a los principios de funcionamiento democrático, cohesión, federalidad, pluralismo, elaboración colectiva, equilibrio de sexos, limitación de permanencia en los cargos y diversidad social.

f)      Conseguir un nivel tal que se pueda decir que nos encontramos en un “Estado del bienestar”.

g)    Por lo que respecta al resto de alineaciones políticas federadas bajo la denominación de Partido Democrático Ciutadella tendrán que aceptar y defender plenamente el contenido de los presentes estatutos.

h)    Partido Democrático Ciutadella actuará también extraordinariamente a través  de las organizaciones federales del exterior conformadas por las personas que viven y trabajan fuera del territorio español.

i)       Partido Democrático Ciutadella está constituido con carácter indefinido en el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: